La Nueva Era: La Salud Holistica y El Cristiano

La salud holística ha ganado aceptación pública gradualmente.  Exactamente ¿de qué se trata y cuales son las razones por las cuales los cristianos deben mantenerse lejos de esta práctica?El movimiento de la salud holística abarca una clase diversa de enfoques alternativos a la salud pública. Los defensores del Movimiento lo ven como un antídoto a las insuficiencias de la medicina tradicional, la cual es acusada por el énfacis exajerado a los aspectos físicos de la salud y la sananidad, mientras que esté descuida las dimensiones espirituales y psicológicas.Los proponentes de la salud holística estan orgullosos de sus esfuerzos en ir más allá del uso de la medicina moderna de “curar” y “prevención”.  En lugar, ellos buscan enfocar su energía en tales metas como el cumplimiento de la realización y gratificación personal. Pero mientras que estos fines, caracterizan la apelación más fuerte de la salud holística, ellos también testifican del problema básico que tiene el movimiento –– sus modales subjetivos.  Después de todo, ¿existe una manera objetiva de definir y proveer tal cosa como gratificación personal?Y para hacer las cosas aun peor, casi todos los profesionistas en este campo estan arraigados en una concepción mística y ocultista de la realidad, excluyendo el punto de vista mundial del cristiano.  Por lo tanto, un gran número de estas prácticas –– por ejemplo, la práctica de sanidades psíquicos –– puede ser definidas completamente como ocultismo. No es ninguna sorpresa que este movimiento haya ganado el ansioso apoyo de la comunidad de los miembros de La Nueva Era.Algunas prácticas de la salud holística –– biofeedback y quiropráctica, para nombrar dos – – ofrecen ciertas una medidas de valor terapeutico. Sin embargo, las otras aplicaciones, como iridiología, son nada más que prácticas de curandería. Por esto y otros problemas conjuntos, queremos aconsejarle firmemente a nuestros hermanos cristianos de no ir a curanderos holísticos, incluyendo visitas a prácticas quiroprácticas, las cuales han sido aceptadas como prácticas innocuas, sin primero averiguar acerca de las prácticas y creencias personales de médico. Podría encontrarse en el principio del mundo del ocultismo.  Sobre todo, como cristianos, debemos corroborar todas las cosas con la Palabra de Dios que, como Proverbios 4:22 nos relata, “Porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo.”